Palabras del Director Octubre de 2019 – Año XVIII

Estimados amigos:

Octubre es el mes dedicado especialmente al Santo Rosario. El día 7 se celebra en todo el orbe católico la festividad de la Virgen del Rosario, en conmemoración de la formidable victoria que las tropas cristianas, lideradas por Don Juan de Austria, obtuvieron por su intercesión en la batalla de Lepanto (1571).

Recordemos una vez más, que en 1643, Don Pedro de Toledo y Leyva, Marqués de Mancera, Virrey del Perú, ungió a la Virgen del Rosario como Patrona y Protectora de los Reinos del Perú.

Asimismo, la Virgen del Rosario de Chiquinquirá es reina y patrona de Colombia. En América, Nuestra Señora del Rosario es también patrona de Canadá y de Guatemala.

A respecto de la recitación del rosario, más de una persona me ha dicho, confidencialmente, que, a pesar de poner su mayor empeño, tiene serias dificultades para ello. Que lo deja para la última hora del día y que generalmente se duerme sin haberlo terminado. Es seguro que el demonio se alegra con ese resultado. Pero no por ello debemos claudicar tan fácilmente ante el enemigo.

Conocer su origen, las oraciones y meditaciones que lo componen, un método simple para practicarlo, nos ayudará sin lugar a dudas. Pero para rezar bien el santo rosario, es indispensable que nos compenetremos de su significado.

San Luis María Grignion de Montfort (1673-1716), el célebre doctor y apóstol mariano francés, es el autor de “El secreto admirable del Santísimo Rosario”, obra en la que encontraremos respuesta a nuestras interrogantes e inspirados consejos para obtener el mayor provecho al practicar esta tradicional devoción mariana.

En la sección Página Mariana presentamos, para satisfacer a nuestros lectores, un resumen de algunos tópicos de aquella luminosa obra.

En Jesús y María,

El Director

Educación de la docilidad Oración al Señor Crucificado
Oración al Señor Crucificado
Educación de la docilidad



Tesoros de la Fe N°214 octubre 2019


El Santo Rosario ¿Cómo rezarlo bien y sin distracciones?
Chambord, un castillo de ensueño Educación de la docilidad Octubre de 2019 – Año XVIII Oración al Señor Crucificado La encíclica Humanæ Vitæ y la revolución sexual ¿Cómo rezar bien el rosario en honor a la Virgen María? Santa María Francisca de las Cinco Llagas Subiaco, la gruta de san Benito



 Artículos relacionados
¿Qué significa las puertas del infierno? La consulta se refiere evidentemente al pasaje del Génesis en el cual Dios maldice a la serpiente por haber inducido a Eva a desobedecer el mandato divino de no comer el fruto del árbol de la ciencia del bien y del mal...

Leer artículo

El papel decisivo de la institución familiar en la economía Hoy, más que nunca, se habla intensamente de economía, lo que deja a muchos preocupados, no solo por la gravedad de la situación económica actual, sino también sobre las concepciones marxistas de la economía...

Leer artículo

La devoción a la Virgen y la elección de la vocación “En la vida, yo voy a escoger mi propio camino” Este es el pensamiento de muchísimos jóvenes de hoy, si no de la casi totalidad de ellos. Que no se toman el trabajo de indagar si ese camino fue elegido por el propio Dios...

Leer artículo

El Tirol: tesoro de Europa central Estando en Alemania, de viaje por Baviera, vi a algunos tiroleses. Aún conservo en la retina a un hombre, observado por mí en aquella ocasión, quincuagenario, usando un sombrerito medio verdoso, coronado por una pluma —lo cual indicaba que él estaba dispuesto a emprender alguna actividad atlética en el campo— vistiendo una ropa que nada tenía de deportiva, en el sentido actual del término, aunque era un traje de campo: un chaquetón pesado, de buena calidad, medias de lana gruesas, en fin, tejidos preciosos en cuanto a su duración. Se notaba que aquella vestimenta fue confeccionada para durar muchos años…...

Leer artículo

Palmeras imperiales Aquellas palmeras ostentan, como vegetales, la belleza de las cosas directamente creadas por Dios. Es un alineado de palmeras muy bonito, grandioso, proprio a determinar movimientos de alma de entusiasmo. ¿Por qué entusiasma? Si el entusiasmo es bueno, aquello debe agradar los elementos de orden que existen en el hombre...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino