SOS Familia Diez modos de honrar a nuestros padres

1 Cultive una actitud interior de respeto y estima hacia sus padres, como co-creadores y co-proveedores junto con Dios, así como nuestros primeros maestros.

2 Ofrezca diariamente por ellos una oración sincera. De vez en cuando mande oficiar una misa por sus intenciones, y avíseles de ello.

3 Llévelos a misa y facilíteles los sacramentos; mientras puedan y quieran recibirlos.

4 Visítelos con frecuencia. Compréndalos en sus penas, preocupaciones y problemas. Escúchelos, y tenga el placer de consultarles, haciéndoles sentirse necesarios. Aunque usted no esté obligado a seguir sus consejos, sin embargo, es posible que termine sorprendido y enriquecido por su sabiduría.

5 Lleve a los niños a visitarlos. Anime a sus propios hijos para que les hagan tarjetas y pequeños regalos.

6 Escríbales una tarjeta en sus cumpleaños, aniversarios y fiestas. Obséquieles algo que disfruten. Invítelos a sus celebraciones.

7 Trate de hacerles pequeños favores, tales como el pago de un servicio o proveerles algo de comida. Llévelos a comer periódicamente.

8 Ayúdelos cuando padezcan una carencia financiera.

9 Cuídelos cuando estén enfermos. Acompáñelos cuando vayan al médico. Si llevarlos a un hogar de ancianos se convirtiera en una contingencia inevitable, no deje que se sientan abandonados.

10 Vele para que su última voluntad sea clara y justa. Si los ve preocupados acerca de sus últimas disposiciones, ayúdelos a resolver cada punto, de modo que así se sientan tranquilos. 

  • Adaptado de la revista Crusade, setiembre-octubre 2014.
Oración al Espíritu Santo El Reinado Social del Corazón de Jesús
El Reinado Social del Corazón de Jesús
Oración al Espíritu Santo



Tesoros de la Fe N°162 junio 2015


Paray-le-Monial Aquí se apareció el Sagrado Corazón de Jesús
Nº 162 - Junio 2015 - Año XIV Oración al Espíritu Santo Diez modos de honrar a nuestros padres El Reinado Social del Corazón de Jesús La Virgen de los Pobres Nuestra Señora de Banneux Vida pública de Jesús San Ladislao El capítulo 12 del libro del Apocalipsis La Gran Cartuja



 Artículos relacionados
Afecto, educación y ejemplo: deberes de los padres Los padres tienen la obligación de proporcionar a sus hijos la subsistencia material. Es un deber que se impone ya en el amanecer de la existencia del niño. Caben a la madre los primeros desvelos. Ella es quien primero ha de alimentar al bebe...

Leer artículo

¡Las palabras mueven, los ejemplos arrastran! El primer ambiente natural y necesario de la educación es la familia, destinada precisamente para esto por el Creador. Por esta razón, normalmente, la educación más eficaz y duradera es la que se recibe en una bien ordenada y disciplinada familia cristiana...

Leer artículo

Consejos de un santo para educar a los hijos ¿Quién no necesita hoy en día de buenos consejos? A medida que la crisis moral en que vivimos produce devastaciones cada vez mayores en la institución familiar, aumenta la necesidad de auxiliar a los padres de familia...

Leer artículo

Familia numerosa, una bendición de Dios La experiencia demuestra que, habitualmente, la vitalidad y la unidad de una familia están en natural relación con su fecundidad. Cuando la prole es numerosa, los hijos ven al padre y a la madre como dirigentes de una colectividad humana ponderable, tanto por el número de los que la componen como —normalmente— por los apreciables valores religiosos, morales, culturales y materiales inherentes a la célula familiar, lo que cerca a la autoridad paterna y materna con una aureola de prestigio...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino