Palabras del Director Nº 170 - Febrero 2016 - Año XV

Estimados amigos:

Hay ciertos lugares que tienen, del punto de vista espiritual, una atracción irresistible. Uno de ellos es sin duda la gruta de Lourdes, al sur de Francia, donde la Santísima Virgen se apareció
a Bernardita Soubirous —entonces una joven de catorce años— entre el 11 de febrero y el 16 de julio de 1858.

Esa atracción la sintió con fuerza y por primera vez Santa Bernardita; era como un llamado de la Virgen, que aún hoy resuena en muchas almas de los millones de peregrinos que frecuentan el Santuario todos los años. No hay necesidad de pruebas, de testigos, de investigaciones, de milagros… pues en la gruta de Lourdes la presencia de la Madre de Dios es tan palpable que reina un ambiente impregnado de sobrenatural… Sin embargo, tampoco faltan las rigurosas pruebas, los innumerables testigos, las prolijas investigaciones y los continuos milagros.

Hecho corroborado por nuestro colaborador Gregorio Vivanco, que nos relata su maravillosa experiencia en la sección Página Mariana.

Asimismo, son muy oportunas las reflexiones que Plinio Corrêa de Oliveira nos ofrece en su artículo “No tratemos a los lobos como si fueran ovejas descarriadas”, que proponemos como Tema del Mes. Allí, el connotado escritor católico, deslinda un error común en no pocos nuestros contemporáneos al esgrimir una aparente contradicción entre la bondad y la justicia divinas.

Finalmente, a raíz de una inquietud expresada por varios lectores, Mons. José Luis Villac aborda en la sección La Palabra del Sacerdote un tema de gran actualidad: el trato equilibrado que se debe dar a los animales y, en particular, cómo tratar a las mascotas.

En Jesús y María,

El Director

La humanidad después del pecado original El medio de poner límites a la moda es someterla y forzarla al recato
El medio de poner límites a la moda es someterla y forzarla al recato
La humanidad después del pecado original



Tesoros de la Fe N°170 febrero 2016


Lourdes Una Comunicación directa con el Cielo
Nº 170 - Febrero 2016 - Año XV El medio de poner límites a la moda es someterla y forzarla al recato ¿Qué juguetes colocar en el árbol de Navidad el 2016? No tratemos a los lobos como si fueran ovejas perdidas* Una pátina celestial cubre Lourdes Tu fe te ha salvado Santa Brígida de Irlanda ¿Cómo tratar a las mascotas? La humanidad después del pecado original



 Artículos relacionados
Ella es Virgen y es Madre La Virgen me invita a cantar el misterio que yo contemplo con admiración. Hijo de Dios, dame tu don admirable, haz que temple mi lira, y que consiga detallar la imagen completamente bella de la Madre bien amada. La Virgen María da al mundo a su Hijo quedando virgen, amamanta al que alimenta...

Leer artículo

Un pecado que desagrada a los mismos demonios Desgraciados… como ciegos y tontos, ofuscada la luz de su entendimiento, no reconocen la pestilencia y miseria en que se encuentran, pues no solo me es pestilente a mí, sino que ese pecado desagrada a los mismos demonios, a los que esos desgraciados han hecho sus señores...

Leer artículo

Misericordia y Severidad Nuestro Señor es por excelencia el modelo de bondad, pero también de combatividad. Sigamos sin restricciones los pasos de nuestro Divino Redentor. En su vida, pasión y muerte, el Divino Maestro nos dio magníficas lecciones de misericordia, pero además de ello fue el ejemplo —en el más alto...

Leer artículo

El Castillo de Sant’Angelo En la ilustración principal, vemos el río Tíber en Roma, con el puente que lleva al castillo de Sant’Angelo...

Leer artículo

El triunfo de Jesucristo por la Eucaristía Christus vincit, regnat, imperat: ab omni malo plebem suam defendat—“Jesucristo vence, reina, impera; Él libre a su pueblo de todo mal”. El Papa Sixto V hizo grabar estas palabras en el obelisco que se levanta en medio de la plaza de San Pedro en Roma...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino