Palabras del Director Julio de 2022 – Año XXI

Estimados amigos:

Cuando una madre de familia llora, muchas veces se debe a una mala conducta de sus hijos. Después de reiteradas advertencias, no teniendo nada más que decir, se manifiesta entre lágrimas.

¿Y cuando esa madre que llora es la propia Madre de Dios? ¿Qué puede haberle provocado semejante llanto? ¿Tendrá algo que ver con la situación del mundo, de la Iglesia o de sus hijos?

El 21 de julio de 1972, los periódicos del mundo entero publicaron una desgarradora fotografía de la Madre Dolorosa que sorprendió y conmovió a innumerables personas: ¡una imagen de Nuestra Señora de Fátima vertiendo lágrimas!

La foto era de la imagen peregrina internacional de Nuestra Señora de Fátima, una de las cuatro talladas en cedro brasileño bajo la directa orientación de la hermana Lucía, a quien la Santísima Virgen se le apareció en 1917, junto a sus primos Francisco y Jacinta.

En julio de 1972, esta imagen estaba siendo venerada en una iglesia de la ciudad de Nueva Orleans (Estados Unidos) cuando vertió lágrimas en catorce ocasiones.

El milagroso llanto fue ampliamente noticiado y confirmado por numerosas personas. Con el fin de obtener una prueba cabal de que se trataba realmente de un milagro, el padre Elmo Romagosa hizo varios experimentos con la imagen, y al no encontrar ninguna explicación natural para el prodigio, cayó de rodillas y creyó.

Plinio Corrêa de Oliveira, en un artículo publicado en la “Folha de S. Paulo” (6-8-1972), presenta una interpretación de esta sublime lacrimación: una advertencia a la humanidad pecadora por permanecer sorda al Mensaje que la Virgen anunció en 1917 en la Cova da Iria.

Al conmemorarse este año el 50º aniversario de este “milagroso aviso” —una advertencia profética para la humanidad prevaricadora—, transcribimos el memorable artículo.

En Jesús y María,

El Director

El Castillo de Montealegre La preservación de la inocencia infantil
La preservación de la inocencia infantil
El Castillo de Montealegre



Tesoros de la Fe N°247 julio 2022


Dulce Corazón de María ¡Sed la salvación del alma mía!
Julio de 2022 – Año XXI La preservación de la inocencia infantil Lágrimas, milagroso aviso Sobre el futuro de Polonia, el flagelo de Rusia y su conversión La devoción al Inmaculado Corazón de María La Comunión Reparadora de los primeros sábados La Santa Casa de Loreto, hogar de todos los hijos de la Santísima Virgen San Bernardino Realino El Castillo de Montealegre



 Artículos relacionados
Sacando de una ruina un monumento, de una costumbre una institución Las grandes polémicas, que caracterizaron tanto la historia del siglo XIX, conservan en general, por la elevación de sus temas, por la fuerza de su pensamiento, por la distinción de su lenguaje, algo de la nobleza de la sociedad europea anterior a la Revolución...

Leer artículo

Múltiples y maravillosos atributos de nuestro Divino Salvador Se me ocurrió hacer una exposición a respecto de un tema infinito, pues concierne a la persona adorable de Nuestro Señor Jesucristo. Si tuviésemos la honra y el placer de verlo cara a cara, ¿qué impresión nos causaría? ¿Sería la impresión que nos causan las imágenes que conocemos de Él?...

Leer artículo

Costa Concordia, Titanic del siglo XXI: ¿presagio del fin de una época? El naufragio del crucero Costa Concordia trajo a la memoria en Europa los tristes presagios despertados por la pérdida del Titanic, escribió Ben MacIntyre, del diario “The Times” de Londres...

Leer artículo

San Vicente María Strambi: Modelo de misionero Vicente Nació en Cività Vecchia , Italia, el 1º de enero de 1745. Educado cristianamente, se ordenó sacerdote en 1767, siendo designado prefecto y después rector del seminario, a pesar de su corta edad...

Leer artículo

El hombre fue hecho para el cielo y no para esta tierra En verdad, dos cosas hay que resaltan hoy día en medio de la extrema perversidad de las costumbres: un infinito deseo de riquezas y una insaciable sed de placeres. De aquí, como de su fuente principal, dimanan la mancha y el baldón de este siglo, a saber, que mientras éste progresa constantemente en todo lo que entraña comodidad y bienestar para la vida, parece sin embargo retroceder miserablemente a las vergonzosas lacras de la antigüedad pagana en lo que es de mayor monta, es decir, en el deber de llevar una vida justa y honrada...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino