Verdades Olvidadas La preservación de la inocencia infantil

Don Bosco en medio de un grupo de jóvenes del oratorio, 1861

Frente al naturalismo imperante en las escuelas modernas, donde las lecciones de “educación sexual” matan la inocencia de los niños y deforman la conciencia de los jóvenes, esto es lo que enseña el santo fundador de la congregación salesiana y patrono de la juventud

Una Historia Sagrada destinada a las escuelas, me parece que rigurosamente debe poseer tres cualidades. Debe ser: veraz, moral y prudente.

1. Veraz.- Se trata de la palabra de Dios: por consiguiente debe callarse lo que no está en los libros santos, o indicarlo al lector, para que no tome por palabra de Dios lo que es palabra de los hombres.

2. Moral.- Esto es, que la narración sirva de norma segura del creer y del obrar virtuosos: por tanto no serviría para la juventud una Historia Sagrada que contuviese expresiones erróneas o que pudieran parecerlo.

3. Prudente.- Es evidente … que hay en la Historia Sagrada hechos que, revelados inoportunamente, podrían contaminar la inocencia y suscitar las pasiones de los niños. Por consiguiente, un libro hecho para ellos debe prever tan gran peligro y callar del todo o cubrir sagazmente lo que puede escandalizar en la tierna edad.

Estos tres caracteres fundamentales faltan en las historias de que hablamos.

Alguno podrá decir que soy yo demasiado delicado, pero la experiencia de muchos años me hace hablar de este modo: y estas materias se deberían haber dejado o expuesto de otro modo; estos son también los sentimientos de otros maestros, que justamente se lamentaron de la poca prudencia de tales escritores.

 

San Juan Bosco, Memorias Biográficas, Central Catequística Salesiana, Madrid, 1987, t. VII, p. 335-337.

Palabras del Director Nº 247 – Julio de 2022 – Año XXI Lágrimas, milagroso aviso
Lágrimas, milagroso aviso
Palabras del Director Nº 247 – Julio de 2022 – Año XXI



Tesoros de la Fe N°247 julio 2022


Dulce Corazón de María ¡Sed la salvación del alma mía!
Julio de 2022 – Año XXI La preservación de la inocencia infantil Lágrimas, milagroso aviso Sobre el futuro de Polonia, el flagelo de Rusia y su conversión La devoción al Inmaculado Corazón de María La Comunión Reparadora de los primeros sábados La Santa Casa de Loreto, hogar de todos los hijos de la Santísima Virgen San Bernardino Realino El Castillo de Montealegre



 Artículos relacionados
La “yihad” islámica en una escuelita italiana El 14 de mayo pasado, en la ciudad de Terni, 100 km al norte de Roma, un niño musulmán de doce años de edad golpeó una y otra vez a una compañera de clase en el pecho, por llevar un crucifijo al cuello...

Leer artículo

Satanismo social Más de la mitad de los jóvenes confiesa que tiene curiosidad por el satanismo; un joven de cada tres declara sentirse atraído; el 10% dice que si Satanás le asegurase la felicidad no tendría dificultad para seguirle. Signo éste de infelicidad y del sufrimiento que hay en el mundo actual...

Leer artículo

Niños cibernéticos Todo bebe es un ser racional. Aún antes de nacer, en el seno materno, ahí tenemos un ser racional. Apenas que, como el botón de una rosa, su razón aún no se abrió, ni la racionalidad está actuante. Sin embargo, poco a poco, con el paso de los años, la flor de la razón se irá abriendo en busca de la luz intelectual, hasta que el niño pueda tener un conocimiento suficientemente claro de las cosas y, por lo tanto, sea responsable de sus actos...

Leer artículo

¿En nombre de quién mandó Jesús a bautizar? Si Jesús ordenó a los apóstoles bautizar a las personas que deseaban convertirse al cristianismo usando las palabras “en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”, ¿por qué entonces ellos las bautizan en nombre de Jesús, conforme el libro de los Hechos?...

Leer artículo

El monstruoso y fracasado experimento de los gemelos Reimer Un experimento con seres humanos cruelmente fracasado hizo patente el error de la “ideología de género” hace ya algunos años, pero los medios de comunicación lo silenciaron...

Leer artículo





Promovido por la Asociación Santo Tomás de Aquino